“LO BUENO DE LO MALO”

#GOLDENMONDAY “Lo bueno de lo malo”. Esta que aparentemente podría considerarse una frase sin sentido, puede ser un buen título para nuestro comentario semanal #GOLDENMONDAY de hoy.
Del único de quien podemos aprender lo bueno, es de Dios, por eso es tan importante leer su palabra. En nuestra modesta experiencia, a través de este medio, hemos estado publicando y leyendo #1CAPÍTULODELABIBLIACADADÍA por espacio de tres años que esta semana concluyen, dando paso a nuestro cuarto año de hacerlo
de manera ininterrumpida, cosa que nos da mucho gusto por nosotros, y sobre todo por aquellas personas que han decidido aprovechar este programa para hacer suyo todo lo bueno que de Dios conlleva conocer su palabra. Pero cada día, también estamos rodeados de lo malo, que es lo que nuestra propia naturaleza y nuestro entorno familiar, social, nacional o mundial, vierte sobre nuestra vida y nuestra conciencia que es el asiento original de nuestra capacidad para distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo. Mucho de lo malo, hoy es presentado como bueno, y mucho de lo bueno hoy es considerado como malo y precisamente por ello es que necesitamos conocer la opinión de Dios al respecto, porque de otra manera sólo seríamos ciegos siendo guiados por otros ciegos con su correspondiente tragedia final.

En el Libro del Profeta Isaías, Dios lo expresa así:
Capítulo 5
20 ¡Ay de los que llaman bueno a lo malo, y malo a lo bueno!
¡Ay de los que convierten la luz en tinieblas, y las tinieblas en luz!
¡Ay de que convierten lo amargo en dulce, y lo dulce en amargo!
21 ¡Ay de los que se creen sabios!
¡Ay de los que se consideran muy inteligentes!
22 ¡Ay de los valientes para beber vino, de los audaces para mezclar bebidas!
23 ¡Ay de los que mediante el soborno justifican al malvado y despojan de sus derechos al hombre honrado!

24 Por eso su raíz será como la podredumbre; por eso su flor se desvanecerá como el polvo, así como la llama del fuego consume el rastrojo y la lumbre devora la paja, porque despreciaron la enseñanza del Señor de los ejércitos y desdeñaron la palabra del Santo de Israel.

Así que nos podemos alegrar y gozar porque no seremos de aquellos, porque valoramos la enseñanza de nuestro Dios y la tenemos en el más alto de los conceptos para conocerla y vivir por ella, y así, seremos siempre capaces de identificar y rescatar
“lo bueno de lo malo”. ¡¡Feliz y bendecida semana para tod@s!!
MHE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *