Todo está planeado.

#GOLDENMONDAY ¿Pero cómo que #GOLDENMONDAY si hoy es martes??? Bueno, lo decidimos así para darle continuidad a nuestra serie, que ya en alguna ocasión cambió a #GOLDENTUESDAY, pero que fue tan sólo en una publicación.

Comenzamos por darle gracias a Dios porque aunque un tanto “chachareadas” por nuestra culpa, las estaciones del año siguen repitiendo sus ciclos para la vida en nuestro planeta, aunque eso de “nuestro” no sea más que un decir porque es propiedad de Dios, y nosotros los administradores: “¡Del Señor son la tierra y su plenitud! ¡Del Señor es el mundo y sus habitantes!” -Salmos 24:1 RVC-

Así que podemos estar agradecidos, pero también por los hechos maravillosos que Él realiza de acuerdo a su plan perfecto, en la vida de cada uno de nosotros. Y para muestra basta un botón:
El viernes pasado, día 17 de Marzo, fue mi cumpleaños, para los curiosos el #65 (se aceptan regalitos), y Tere mi esposa y su servidor, abordamos la unidad de una empresa de traslados turísticos en el que ya venía otro matrimonio además del chofer de la unidad y guía para nuestro recorrido. Luego de unos minutos de trayecto y con el ánimo de “romper el hielo”, Tere comentó que ese día era mi cumpleaños, y la esposa del otro matrimonio dijo: ¡Pues también es mi cumpleaños! (60) y nosotros sorprendidos por la coincidencia estábamos haciendo exclamaciones de sorpresa y beneplácito, cuando el joven operador de la unidad, se animó a interrumpir nuestra fiesta y dijo: Yo también cumplo años hoy!!!!! (32).
Así que imaginen nuestra sorpresa y gusto de encontrarnos tres cumpleañeros reunidos por ¿la casualidad? ¡De ninguna manera!
¡Así lo dispuso el Señor! recordemos el párrafo referido: El mundo y sus habitantes…”

Luego de llegar a uno de los destinos intermedios del recorrido y disfrutar de la hospitalidad y gentileza en un hogar menonita, y un muy sabroso almuerzo con nuestros nuevos amigos, continuamos nuestro recorrido hacia el destino final, pero kilómetros antes de llegar, al pasar unos enormes baches sobre la carretera sufrimos la ponchadura de las dos llantas del lado derecho la unidad, gracias al Señor no se volcó porque las llantas no explotaron sino que dejaron salir su aire mesuradamente por los fuertes daños recibidos por los golpes en los rines de la unidad, así que el operador tuvo oportunidad de salir de la vía hacia un pequeño claro que encontró más adelante sin poner en peligro nuestra seguridad.

Querid@s Amig@s y Herman@s, las casualidades no existen, sólo el cumplimiento de los planes de Dios para nuestra vida, y será nuestro mejor acierto, que entendamos que siempre serán para nuestro beneficio: “Sólo yo sé los planes que tengo para ustedes. Son planes para su bien, y no para su mal, para que tengan un futuro lleno de esperanza.” -Jeremías 29:11 RVC-
Con motivo de esa coincidencia, el accidente y el trabajo conjunto de los tres varones que íbamos en el transporte para quitar las llantas averiadas, sacar la de refacción y esperar el auxilio de otra unidad de esa empresa, resultó el inicio de una bonita amistad con este matrimonio con quienes convivimos de manera intermitente los siguientes días a bordo de un tren, un teleférico y el regreso aéreo a la Ciudad de México la noche de ayer. Al operador ya no lo vimos después, pero tenemos sus datos para continuar en contacto con él, y dar oportunidad para que el propósito del Señor se cumpla de acuerdo a su propósito para la vida de este joven.
¡¡Feliz y bendecida primera semana de primavera tengan tod@s!! MHE J Danilo Ovando R

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *