23 Años Después

#GOLDENMONDAY Con un muy afectuoso saludo para tod@s nuestr@s querid@s Amig@s y Herman@s iniciamos nuestro comentario de hoy. El viernes pasado, escuchamos el feliz testimonio de una muy querida Hermana en Cristo, que nos impactó por lo que vivió recientemente. A sus 73 años de edad, y con casi 30 años de haber entregado su vida a Cristo, ella era de las personas que escogía lo que quería leer de la Biblia, y su lectura se limitaba al Libro de Los Salmos. Hablaba con Dios cada día y se conducía siempre de acuerdo a lo que iba aprendiendo en su diario caminar con El Señor, sin embargo, tenía 23 años de haber sufrido un daño neurológico que la mantenía con parálisis facial en la mitad de su rostro, y eso le impedía mover su ojo izquierdo a voluntad, y aunque nunca perdió la visión, su ojo estuvo llorando casi de continuo por todos estos años. Hacía una semana, que una amiga le había insistido en la necesidad de que leyera la Biblia de manera integral, siguiendo un plan, con una disciplina diaria que le permitiera conocerla en su totalidad. Y a regañadientes, sin la convicción de hacerlo, y como quien toma una cucharada de medicina agria, comenzó a leer el Evangelio de San Lucas, con la idea de leer unos cuantos párrafos y luego, “habiendo cumplido” ir a ver su programa de televisión favorito. Lo que sucedió fue que al quererse despegar de la lectura de la Palabra del Señor, el interés generado en su corazón la mantuvo leyendo y leyendo, hasta que terminó los 24 Capítulos del Evangelio de San Lucas. Habiendo leído los relatos de los milagros realizados por Jesús en la vida de tantas personas, en su corazón surgió la fe que mueve montañas, y al terminar su lectura habló con Jesús, y le rogó: “¡Señor, acuérdate de mí…!”
Unos instantes después, sintió una punzada fuerte a la altura de su pómulo izquierdo que la hizo gritar de sorpresa y a partir de ese momento ¡¡recuperó la movilidad de su ojo y el lagrimeo cesó!!
si les gusta el nuestro de #1CAPÍTULODELABIBLIACADADÍA disfrútenlo, y que el Señor se manifieste con poder y autoridad sobre cada una de las necesidades de nuestra vida.
¡¡Feliz y bendecida Semana tengan Tod@s!!” MHE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *