¡¡TENEMOS AL MEJOR!!

#GOLDENMONDAY publicado en #GOLDENTUESDAY

¡¡TENEMOS AL MEJOR!!
Por. J. Danilo Ovando R.

El Domingo 18 de Junio, en algunos países como en el nuestro, se celebró “El Día del Padre”. Por las redes sociales corrieron miles de imágenes GIF, videos de papás haciendo todo tipo de malabares para salvar del peligro a sus pequeños, estampitas con frases conmovedoras de reconocimiento y gratitud por los muchos esfuerzos y desafíos vencidos por todo un ejército de padres ejemplares que con amplias y perfectas sonrisas son festejados por sus grandes logros, constantes éxitos y gustos de la más alta calidad y precio.
También abundaron las expresiones de gratitud y reconocimiento para muchos padres que ya partieron de esta vida y a quienes les dedicaron frases como : “Donde quiera que estés, siempre te recordaré con cariño y gratitud”…
Pero también fue el día de aquellos irresponsables que engendraron vidas sin el menor respeto por ellas y sus progenitoras. Los malos, que abandonaron a sus hij@s sin importar el número de ell@s. Los que por no enfrentar sus responsabilidades de padres se enrolaron en “la legión extranjera”, o en una misión imposible en Timbuctú.
Y así, con bueno o con mal ejemplo, los que somos padres nos debemos preguntar: ¿Soy un buen Padre?
Es claro que muchos que sí llevan “el gasto” a su casa dirán sí, sí soy un buen padre, o los que eventualmente hacen la tarea con los hij@s de seguro también lo dirán. A éstos, podemos agregar los que siempre “que pueden” pasan algún momento con sus hij@s o asisten una vez al año a la junta de padres de familia de su escuela. Recuerdo a un querido amigo de la secundaria, que tenía “un buen padre” que cada sábado le daba 20 pesos para que fuera a “hacerse hombrecito” en la zona de tolerancia de las calles de Mesones en el primer cuadro de nuestra flamante ciudad. Al preguntarnos si somos buenos padres o no, tenemos que remitirnos al modelo perfecto de Padre, y ese es Dios.
De nada sirve que heredemos una empresa a nuestr@s hij@s, si no les damos a conocer la gran verdad de que Dios es Padre, y no sólo de Jesucristo, sino de todo aquél que decida recibir el regalo que Dios mismo envió a esta tierra hace 2 mil años para proveernos de salvación por medio de la fe en Él.
Ser padre en esta tierra, significa entender, enfrentar y cumplir la enorme responsabilidad de que nuestr@s hij@s conozcan al Dios vivo y verdadero y establezcan una relación viva, personal e íntima con Él por medio de la fe en Jesucristo.
He escuchado a muchos padres (incluyendo madres) decir, “Yo no le voy a enseñar nada de eso a mis hijos para que cuando sean mayores ellos mismos decidan…” Desgraciadamente para cuando tengan edad de decidir, ya estarán tan asimilados a la corriente de este mundo que la oportunidad de conocer a Dios será de seguro mucho más remota y difícil, aunque para Dios no hay nada imposible.
Quienes hemos decidido vivir literalmente ”Como Dios manda”, hemos obtenido no sólo una vida de certeza y libertad, sino todos los beneficios de ser hechos Hijos de Dios. Dios lo refiere de esta manera: “Mas a tod@s l@s que le recibieron, (a Jesús) a los que creen en Su nombre, Dios les dio la potestad (el derecho legal) de ser hechos Hij@s de Dios.”
Así las cosas, los que somos padres tenemos dos opciones: Aprender del mejor o seguir destruyendo la vida de nuestr@s hij@s al continuar siendo los padres que somos, aunque tengamos la mejor intención, el apellido más rimbombante o la empresa más exitosa del mundo.
Hace muchos años, escuché a un hombre de Dios decir algo que me impresionó hasta lo más profundo de mi ser, dijo lo siguiente: “El número de hijos que tengamos, debe ser el número de aquell@s a quienes podamos guiar a una relación viva e íntima con el único y verdadero Dios, de otra manera, lo único que estaremos procreando, será “leña para el infierno…”
Este es el día, no dejes pasar la oportunidad. Dios llama a la puerta de tu corazón y si la abres, él vendrá a ti y te llevará a una vida en la que sabrás lo que es ser amado por tu Padre Celestial, llena de bendición y plenitud, porque si se trata de Padre, los que recibimos a Jesús, ¡¡TENEMOS AL MEJOR!!
¡¡Feliz y bendecida Semana Tengan Tod@s!! MHE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *